300x250 AD TOP

Total Pageviews

Para leer y pensar

Bienvenid@s!




La experiencia estética es una experiencia imaginativa;
no contiene ningún elemento que no sea imaginativo
y el único poder que puede generarla
es el poder de la conciencia de quien la experimenta
(Collingwood, 1993:284).



La radio es capaz de producir obras de arte, artefactos incorpóreos y fugaces que resultan del ensamble armonioso de sus componentes discursivos. El arte se manifiesta cuando los textos sonoros amalgaman materiales amasados con la especificidad de lo estético y cuando se obtienen mensajes expresivos a partir de atributos como la multisensorialidad, sinestesia, registro de los relieves, principio de visibilidad, criterio cinemático y verosimilitud. Entonces, también la radio despliega la actividad central del arte que consiste en expresar emociones.
Son los elementos que componen el discurso de la radio (música, palabras, efectos sonoros, silencios) y que, al igual que en el caso del simbolismo discursivo, también expresan significados. Con el agregado de que, además de los mensajes concretos, ponen en juego una rica tonalidad de connotaciones y sensaciones. La radio ha sido imaginación. Motorizó situaciones, emociones, pensamientos de varias generaciones. Tuvo desde sus inicios un cuidadoso formato artístico, desde las producciones ficcionales a las históricas y sociales. Arte en estado puro multiplicado por los aires.
Los Locos de la Azotea, El fogón de los arrieros, Glostora Tango Club, Los Pérez García, Los cinco grandes del buen humor, La revista dislocada, Radio Bangkok, Demasiado tarde para lágrimas, o la aun contemporánea La venganza será terrible... Desde aquel primer Parsifal a Mordisquito; del código Morse a La guerra de los mundos. Todos tuvieron un hilo conductor: la comunicación al servicio de la imaginación.
En tiempos donde la calidad artística de las transmisiones es avasallada por olas de parlanchines; donde la radio parece haber olvidado la importancia del silencio, del sonido, de la reflexión, y la cultura… en tiempos donde todos dicen ser “la mejor radio” y tener la fórmula exacta de lo que caratulan como radio, nos replanteamos, nos cuestionamos y filosofamos sobre esa realidad. Y en ese contexto exclamamos que si los ruidos que surgen del dial dicen ser radio, entonces esta NO es una radio. NO es una radio surge como contradiscurso. Como contracultura. Como contrapropuesta.
Para algunos filósofos, la especificidad de lo estético viene definida por dos criterios: uno es la expresividad y el otro la plenitud. La expresividad es la utilización de los materiales de un medio de manera vivaz, triste, iracunda o potente. La plenitud consiste en el uso total de las potencialidades del medio. Algo muy parecido podría decirse acerca de No es una radio. Su estética descansa en la “disposición para” y la “capacidad de” utilizar plena y expresivamente todos los materiales de su discurso, con miras a captar y conservar la atención de los oyentes, impresionarlos emotiva y sensorialmente y proveerles deleite perceptual. Una filosofía artística.
No es una radio no tendrá programas en vivo. No hay noticieros. Toda la producción es cuidada y editada con estética y artística propia. La selección musical no está influenciada por los rankings ni las discográficas, es des-generada. Toda la producción musical y vocal es en castellano, con especial hincapié en América Latina. La poesía, la literatura en general, tienen sus espacios principales. De Fray Mocho a Neruda, de Pizarnik a Galeano, de Cortazar a Vilariño.
No es una radio es la primera emisora online de la ciudad totalmente legal. Con reconocimiento de Capif, mediante la cual se firmó un convenio que incluye a las 23 discográficas más importantes de Argentina, las que autorizan legalmente la difusión de los fonogramas de sus artistas y discos editados y por editar; las producciones propias serán registradas en Argentores, integrando la base de autores de radio; y además nos incorporamos como miembro de CADERO (Cámara Argentina de Radios Online).



Concretamos y fomentamos convenios con diversas instituciones. Con las universidades nacionales de Lanús y Entre Ríos, para el intercambio de producciones. Con la Federación de Músicos Independientes, que tendrá la difusión de todos sus afiliados y sus músicas. Con Música Libre del Uruguay, y sus artistas emergentes. Con el sitio web más longevo y reconocido del rock nacional en Argentina, rock.com.ar, quien acercará todas las novedades y programas especiales. Somos parte de la Red de Comunicadores del Mercosur; y de Radios Libres, organización latinoamericana. 

NO es una radio, es mucho más.


Marcelo J. Silvera
Director General